¿ Quien pone el precio de la carne?

 ¿ Quien pone el precio de la carne?

El precio de la carne sube a valores mayores que la inflación y baja el consumo per cápita en Argentina y en otros países de la región. El Gobierno nacional adopta medidas para ordenar el mercado .Aluminé no es ajeno a los vaivenes del mercado.

Una mirada local: 

En Aluminé , a partir del año 2010 , los productores locales  de carne vacuna comenzaron a poner su atención en el mercado de hacienda de Liniers , mientras se abría la  posibilidad de los más grandes de realizar ventas fuera de la zona .  Esto hizo que empezaran a crecer los precios locales que hasta ese momento estaban por debajo de la media provincial.

Los precios en el mercado local se forman de diferentes maneras, según se  trate de Estancias, Cabañas o pequeños productores. Coexisten carnicerías con producción propia, productores medianos con campos relativamente extensos  y pequeños productores que compran y venden rápidamente  con pequeñas extensiones de tierra.

 Mientras que los vendedores más “grandes” tienen la posibilidad de poner y sostener su precio de venta, los pequeños productores  están sujetos a la negociación que puedan realizar con los compradores( carnicerías). De esta manera  el carnicero es  el que pone un precio . Cuando esta negociación no es conveniente para quien produce , muchas veces estos  eligen  la venta por fuera del circuito,venta al corte o llamada carne en la calle.

Aluminé es una zona ganadera , sus productos son valorados por compradores , principalmente dentro de la provincia  y la zona del Valle, en especial carne de engorde. 

 La producción local abastece el consumo de la localidad y es muy poco lo que se trae de afuera en forma de carne envasada, esto ocurre principalmente durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, si el invierno fue muy nevador y no hay hacienda suficiente para faenar o es de baja calidad.

El consumo local abarca todos los cortes ( desde lomo a  puchero) y  diferentes calidades ( vaca, novillo, ternera,etc) ya sea por la edad del animal o la característica  de la producción, estos son  factores que inciden en el precio de venta al público en las diferentes carnicerías e incluso dentro de la misma. Los precios discriminados de esta forma son algo relativamente nuevo en Aluminé, ya que hasta no hace tanto tiempo todo valía lo mismo. Si bien esta distinción  es  positiva tanto para el productor, el comerciante y el consumidor , hay casos en los que los precios son muy altos, y ante una misma calidad  hay diferencias de hasta 150$ por Kg. según la carnicería.

Como en todo el país, las ventas en las carnicerías ha bajado mucho en estos últimos años por los precios altos,  las dificultades económicas de las familias, y la búsqueda de estas de una alternativa más económica que es la “carne al corte en la calle”: pequeños productores a los que les conviene más esta actividad por fuera del circuito  donde pueden poner un precio más justo para sus productos y compradores que encuentran en esta modalidad un ahorro .

Los precios altos y la baja del consumo , al menos desde un punto de vista doméstico, no guardaría relación con las exportaciones o las ventas fuera de la localidad.

Si bien se espera que el cierre temporal de las exportaciones y el futuro control de las mismas haga bajar el precio de la carne existe un grupo concentrado a nivel nacional que pondrán siempre trabas a las medidas del gobierno ya que no quieren ceder las ganancias obtenidas con el viejo régimen y estas medidas afectan en mayor o menor medida a todos los productores, aunque siempre el perjuicio es mayor para los más pequeños, ya que terminan en medio de una disputa que les es relativamente ajena . 

Con las nuevas medidas debería existir una mayor oferta de animales que hiciera bajar el precio en las carnicerías. Si bien, a nivel local puede ocurrir que algunos productores se vean obligados a vender sus animales rápidamente y a un menor valor por diferentes razones: no tener suficientes tierras para mantenerlos, necesidad de obtener efectivo para la compra de alimento o tener vacas viejas,  no necesariamente se traducirá en la góndola, ya que dependerá de las carnicerías si , el obtener ganado vivo a menor precio bajará el precio de venta al público o simplemente aumentarán sus ganancias.

El mercado de la carne a nivel Nacional : el negocio( o negociado) de los grandes 

De acuerdo a un informe de Proyecto Económico, el consumo per cápita anual de los argentinos pasó de 58,5 kilos en 2015 a 51 kilos en 2019, 50 kilos en el 2020, y en la actualidad se ubica en torno a los 44 kilos por persona, caída que «coincidió con un incremento del 300% de la carne». ( BAE negocios 24-05-2021)

La situación de Brasil es bastante parecida, aunque el consumo allí es de 26,4 Kg : derrumbe del consumo por caída del poder adquisitivo de la mayoría de la población, suba de precios por incremento de exportaciones a China y aumento de los alimentos por encima del promedio general.

La suspensión por  30 días de las exportaciones de carne es la  medida  del Gobierno Argentino para frenar la dinámica de un mercado que, ya sea por la elevada informalidad o por diversos fraudes de evasión y subfacturación detectados, requiere de un ordenamiento urgente.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas,  manifestó  respecto al  cierre  de exportaciones : “Lo que planteamos no es un cierre definitivo ni eterno» y confió en «encontrar una solución pronto». 

“Buscamos ordenar el funcionamiento del sector exportador»

Matías Kulfas

Se encontraron «muchas irregularidades, como procesos de subfacturación de exportaciones». «En el primer trimestre de este año la cantidad exportada aumentó 22%, pero en dólares ingresó la misma cantidad que el año pasado en un contexto donde los precios fueron hacia arriba”, precisó.

Según el funcionario, existen «elementos contundentes de que hubo algunos exportadores que le robaron al país unos cuantos dólares; lo queremos ordenar ya; en cuanto termine de detectarse, los organismos correspondientes van a actuar con todas las de la ley”.

Evidencias obtenidas por los funcionarios corroboran maniobras ilegales de firmas informales : mientras la misma categoría de carne (vaca) en Brasil es vendida a China a 4,7 dólares por kilo, el registro de los despachos desde Argentina hacia ese mismo destino es 3,3 dólares por kilo.des de  realizar ventas fuera de la zona y/o exportaciones . 

El presidente del Consorcio de Exportadores ABC, Mario Ravettino opinó que en este momento «se deben tomar medidas para destrabar las principales problemáticas alrededor de las exportaciones», haciendo referencia a un fenómeno hartamente denunciado por el Consorcio: la informalidad en la cadena de ganado y carne, específicamente relacionada con la exportación.

«Todos queremos un negocio rentable y todos merecemos un negocio rentable, pero no se puede caer en tener un negocio ficticio»

Mario Ravettino

La Dip Nac  Fernanda Vallejos FDT En diálogo con Radio La Red,  aseguró que el Estado “tiene que actuar” para garantizar que la población pueda acceder a los alimentos a precios accesibles. Y reclamó que los empresarios “resignen una partecita de la rentabilidad” para que los trabajadores recuperen el poder de compra de sus salarios; y una «política decidida para contener los aumentos de precios y mejorar los salarios reales». 22-5-2021

Editor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *