Ellos están bien en Varvarco

 Ellos están bien en Varvarco

Felipe, Chela, Ricardo, Enrique y Luis descansan juntos en el Norte Neuquino

Adiario Aluminé accedió a un registro fotográfico del momento en el que la familia Sapag, entre ellos Silvia Sapag dejaron sus cenizas en Varvarco. Desde Chos Malal, Luciano Inchaurregui nos comparte un relato de ese momento:

Por iniciativa de Silvia Sapag, hija de Don Felipe y Doña Chela, y en acuerdo con sus hijes y sobrines, el sábado 27 de marzo se trasladaron a Varvarco los restos del matrimonio y de sus 3 hijos Ricardo, Enrique y Luis.

La decisión fue fácil ya que Don Felipe tenía un profundo amor por el Norte Neuquino y en particular con Varvarco, donde conoció a Don Mario Acuña fundador de la localidad.

Además el tiempo hizo que Luis Felipe se casara con Violeta Acuña, hija de Don Acuña, de hecho Violeta volvió a vivir a su pueblo natal.

La ceremonia íntima, como la familia había decidido, fue muy emotiva, se escucharon palabras de los diferentes familiares y en todas las frases se reflejaba el sentimiento de paz, tranquilidad, felicidad por el hecho de haber dado el paso de llevar a sus seres queridos a Varvarco, Martín hijo de Luis Felipe dijo; “están contentos acá” y Emiliano acotó «nos debíamos una encuentro a solas con los nuestros”

Creo que no hace falta abundar en describir que cada une de los que hoy descansa en Varvarco tiene una historia de vida común  y por momentos de distancias y que, a su manera, hizo posible la construcción del Neuquén de hoy.

Silvia en todo momento refleja esos sentimientos para con elles y en particular con los “chicos” como le gusta llamar a sus hermanos Ricardo y Enrique asesinados en la Dictadura.

Yo también creo que ahora están bien en ese lugar, ya que recorrí y recorro el norte y las  anécdotas de Don Felipe en la zona son maravillosas y les aseguro que no hay mito, es leyenda….

Y cuando lejos parta no habrá olvido para mi Valle, mi arenal, mis ríos, ni el salvaje furor del viento terco: nací en Neuquén, sonrisa del desierto y en él quiero dormir el largo sueño.

Fragmento del Poema «Neuquina» por Irma Cuña

Algunos recuerdos de Felipe por Aluminé

Editor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *