RECUPERACIÓN DE LAS RAÍCES Y DEL TERRITORIO PULMARÍ

 RECUPERACIÓN DE LAS RAÍCES Y DEL TERRITORIO PULMARÍ

A.Diario en este mes de octubre, tan significativo para todas las comunidades, comparte una de las entrevistas realizadas en el taller de periodismo que se dictó en la localidad.

En esta oportunidad la vecina Maria Ñancucheo, quien es Estudiante de la Licenciatura en Historia, actual profesora del C.P.E.M. 93, secundario intercultural y bilingüe de la cuenca del Ruka Choroy, relata la otra parte de la historia: la historia de los que resisten.

-“Mari mari inche  kvmelen, inche Maria Ñancucheo pigen”…

Asi se presenta Maria Ñancucheo: “Buenas, yo estoy bien, a mi me dicen Maria Ñancucheo. Mi origen es en la ciudad de Neuquén, tengo 41 años, mi papá Aurelio Ñancucheo, mi mamá Leonilda Currulef. Soy una mujer Mapuche, tengo una hija llamada Awka Liwen y un hijo llamado Farabundo Yepun y mi compañero es Fabian Rocca”

Las palabras en Mapuzugun de Maria Ñancucheo nos ubican en su historia: Nacida el 24 de febrero de1979 en Neuquén capital. Estudiante de la Licenciatura en Historia y actual profesora del C.P.E.M. 93, secundario intercultural y bilingüe de la cuenca del Ruka Choroy.

“Mapuche de Warria” (ciudad), mujer, madre, compañera de vida de Fabian Rocca,un guardaparque rural. “India”, “piquetera”, con 1,50 metros de coraje y 41 años de lucha por  la recuperación de nuestra identidad. María nos cuenta su opinión sobre la historia, “que siempre la cuentan quienes ganan, y nosotros (los pueblos originarios) no ganamos, solo muchos, resistimos”, dice.

-¡Qué carrera! Contame ¿qué representa para vos haber estudiado una carrera tan significativa siendo que representas a la “otra parte” de la historia?

– Porque necesitamos voces y sé que no va a ser fácil que profesionales que niegan nuestra existencia/resistencia tengan que decirme “Licenciada Ñancucheo”… Por eso estudié.

– ¿Cómo fue tu crianza siendo una joven, mujer y mapuche, en una ciudad?

– Cuando yo era chica, no era muy común decir “soy Mapuche”. Neuquén capital es parte del territorio ancestral mapuche, territorio que nunca se entregó, territorio al que nunca se renunció. No es fácil ser de un pueblo originario, ni ser parte del pueblo pobre en una ciudad grande.

María nos comenta indignada la experiencia de cuando ella iba a la primaria en Neuquén capital, a tercer grado. Sus docentes por un 12 de octubre “Día de la raza”, realizaron un acto en el que María, con sus rasgos originarios y con su color de piel morena debía actuar de España, diciéndole a América, que era una niña rubia y de ojos claros: “Hija mía he venido a liberarte de la barbarie y del salvajismo”. Para ella “eso fue un cachetazo a todo lo que yo soy”,recuerda.

-¿Cómo fue el proceso de recuperación tu cultura y cosmovisión?

– Tuvimos la suerte de tener un papá bastante corajudo. Él se encargó de ir sembrando esto de la identidad, a su forma, a su estilo. Él pudo enseñarnos que tenemos que estar orgullosos de saber de dónde veníamos, quienes éramos, quienes somos. Qué nuestro apellido significa el lugar del Ñanku, del águila, o sea que nosotros tenemos un vínculo especial como familia con ese animal, con un ave, con el Ñanku.

Noticias a la olla

María nos cuenta sobre su núcleo familiar además de su padre habla de su madre Currulef, que era la que viajaba a las comunidades y que gracias a ella, tuvo su primer acercamiento con las familias que vivían en el territorio. También nos cuenta sobre sus hermanos mayores “que siempre militaron su identidad y cosmovisión”, por lo tanto, ella nació y se crío con eso.

“El setenta por ciento de la población de Neuquén es de origen Mapuche, reconocida o no”, explica María. Y agrega: “a falta de territorio, y de disponibilidad laboral en el campo, la gente se ve obligada a migrar de sus comunidades hacia las ciudades, para poder trabajar, de lo que fuese. Las comunidades cada vez son más pequeñas y los territorios no alcanzan” sostiene María.

Particularmente en los años que María vivió en la ciudad de Neuquén las fuerzas de seguridad sostuvieron una actitud represiva con intervenciones en toda la provincia no solo relación a toda problemática social, sino principalmente frente a las manifestaciones del pueblo Mapuche tan fuerte en esos años ya que la lucha originaria abarca todas las problemáticas sociales.

-¿Qué relación existía entre vos y las fuerzas de seguridad de aquellos tiempos? ¿Cómo viviste esa relación “India-Gorra”?

-Cuándo era piba, le teníamos mucho miedo a la cana a que te viniera a buscar, y con respecto a las fuerzas, en general, mis papás tuvieron mucha historia durante la dictadura, por lo tanto, no estábamos tranquilas al andar por la calle o al participar de alguna manifestación. Además, tuve muchos compañeros desaparecidos en democracia y todos debíamos tener mucho cuidado al andar por la calle.

-Como era en tus años de secundaria cuando decidían manifestarse por alguna problemática?

-Las fuerzas seguridad eran brutalmente represivas y lo más indignante es que esas fuerzas represivas pertenecían a la misma clase social de los jóvenes a los que reprimían ¡Éramos todos pobres! Por lo tanto la sangre que caía en esas calles, era derramada por su misma sangre. Ésta problemática siempre estuvo latente ya que nunca fue difícil introducirse a una fuerza de seguridad por lo tanto es una “carrera” fácil y conveniente.

-Hoy, hace 25 años y 5 meses, las comunidades Mapuche de la Zonal Pewence: Ruka Choroy, Ñorkinko, Puel, Gegiwaj, junto con referentes de la Confederación Mapuche Neuquina tomaron la decisión de recuperar las tierras del ancestral Pulmarí, en ese entonces en poder del Ejército. ¿Qué recordás de eso?

– La primera vez que tuve participación junto con las comunidades de la cuenca de Ruka Choroy fue en 1992, tenía tan solo 12 años, fui con mis papás a una de las 4 asambleas que se realizaría en Zapala. Ese año fue la asamblea de todo el Waj Mapu tanto Gulumapu (actual Chile) como Puelmapu (actual Argentina) para definir un símbolo político y filosófico que representase a todo el pueblo nación Mapuche, una bandera, la hoy tan conocida Wenu Foie, que previamente cada comunidad del Meli Wixan Mapu (las cuatro partes del territorio) habían realizado con un proyecto de banderaque pudiese representar a todo el Waj Mapu.La comunidad Gegiwaj tenia de autoridad máxima al Logko Antonio Salazar, uno de los gigantes referentes de la lucha de Pulmari. Cuando Antonio me pidió que pintara la bandera que iba a representar a la comunidad de Gegiwaj, me emocioné muchísimo, y esa fue mi primera participación.

-En el año 1995 eras una piba re joven ¿Qué estabas haciendo cuando comenzó la recuperación de tierras y toda la lucha política del Waj Mapu (territorio ancestral Mapuche) y particularmente en la Zonal Pewence?

 Cuando volví con mi hermano a la recuperación de Pulmari, ya era una joven de 16 años. Mi hermano Roberto Ñancucheo era Werken de la C.O.M. (Coordinación de organizaciones Mapuches) y uno de los 6 presos políticos durante esa recuperación de tierras.

– ¿Qué fue lo que más te marcó de ese acontecimiento tan importante para la historia de tu pueblo?

– Una de las cosas que más me marcó fue la participación tan importante de las mujeres dentro de ese suceso. De esos 6 presos políticos 2 eran mujeres, Rosalía Barra y Laura Catrileo, fueron encarceladas en Zapala. Me asombraba tanto su fortaleza siendo que las mujeres en esta sociedad patriarcal, vivían situaciones sumamente difíciles, y aun así mantenían su coraje.

-¿Qué sentiste cuando volviste en 2017 a una comunidad que conociste en pie de lucha en 1995?

-Al entrar a trabajar en el C.P.E.M. 93, me encontré con los nietos de esos mayores que habían dirigido tremenda lucha, me encontré con los hijos de los pibes, con las que había compartido campamentos, y tomas, siendo ree pendejos, y al ver a nuestros hijos con los ojos iluminados al hablar sobre Pulmari, me emocioné muchísimo…

– Antes de terminar, además de agradecerte, te pegunto ¿Qué le dirías hoy a esa María Ñancucheo de 16 años que se encontraba en la cuenca del Ruka Choroy durante tan importante acontecimiento?

-Le diría que no se vaya de dónde está, que se quede, que está en el lugar y momento justo.

Pewkayaj

Entrevista realizada por Awka Liwen.

Editor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *