LA APICULTURA, LA PRODUCCIÓN Y EL TRABAJO

 LA APICULTURA, LA PRODUCCIÓN Y EL TRABAJO

En el año 2018, en el Centro de Formación Profesional Agropecuaria N°4 de Aluminé, se comenzó a dictar el curso Apicultor (Res. CFE 25/07), como parte de las propuestas formativas que buscan formar jóvenes y adultos/as para el trabajo, dando respuesta a las demandas del contexto socio productivo. Este curso, tuvo una duración de un año, permitiendo a los estudiantes la posibilidad de ver el sistema productivo a lo largo de todo un ciclo y lo que sucede en la colmena en las distintas etapas.


La propuesta institucional incluyó que cada estudiante logre armar su propia colmena durante este trayecto, como estímulo y puntapié inicial para empezar a pensarse como futuros/as apicultores/as. Además, les permitió trabajar sobre su propio material, para la puesta en práctica de los contenidos teóricos y el desarrollo de las capacidades profesionales. Esto fue posible, gracias al trabajo cooperativo entre todos los estudiantes, el docente y el acompañamiento de la Institución en general. Se realizaron diversas actividades en conjunto, como la venta de rifas para reunir fondos, la comunicación y acuerdos con proveedores, entre otros. Los resultados fueron muy positivos, y al término del curso cada uno/a pudo contar con una experiencia formativa que además, los/as benefició con el producto de su propia cosecha.


Posteriormente, sumado al trabajo que la Asociación de Apicultores de Aluminé y el CFPA4 venían realizando, apareció la colaboración de la Fundación Neuquén Oeste, que permitió que los/as egresados/as 2018/2019 accedieran a dos colmenas cada uno/a. Para ello, se firmó un convenio entre las tres partes: el Centro garantiza la pata formativa; la Fundación Neuquén Oeste les realiza un aporte monetario para la obtención del material apícola, y la Asociación les brinda la posibilidad de realizar pasantías rentadas en la sala de extracción de miel, sintéticamente.


También, mencionar el convenio que mantenemos año a año entre el CFPA4 y la Escuela Agrotécnica Sagrada Familia, el cual, permite que los estudiantes logren hacer sus prácticas profesionales en las colmenas de ambas instituciones que se encuentran en el predio de esta última.
Cabe remarcar, que los egresados/as del curso de apicultura poseen la certificación profesional validada a nivel nacional para dirigir y operar en forma autónoma cualquiera de los procesos de la producción apícola. Están habilitados para ejercer en distintas áreas ocupacionales en las que puede desempeñarse el/la apicultor/a, como las salas de extracción de miel durante la temporada de cosecha, la obtención y manipulación de productos derivados de las colmenas, el desarrollo de un proyecto productivo propio, la gestión y comercialización de los resultados, entre otros. También, durante su recorrido por la escuela, se realizan actividades de vinculación con diversos actores del sector productivo local y regional. Como ejemplo, ya se han realizado encuentros y capacitaciones con apicultores de otras zonas (productores de Río Negro y del país vecino de Chile) sobre los subproductos de la colmena. Poseen, a su vez, la posibilidad de formar parte de la Asociación de apicultores de Aluminé, que los beneficia con perspectivas de ir creciendo en la actividad.


Algo para mencionar es el alto porcentaje de mujeres que han participado del curso y que hoy se encuentran vinculadas a la actividad como productoras y como trabajadoras en la sala de extracción de miel.


El Centro, siempre busca acompañar a estudiantes y egresados/as en las distintas etapas de emprender proyectos propios, vincularse con Instituciones y grupos de productores, etc., favorables para comenzar o continuar su camino. Estando atentos/as siempre a las nuevas necesidades que pudieran surgirles, como parte del campo profesional correspondiente.


Como parte de este apoyo a los profesionales que egresan de la escuela, se pensó para este ciclo 2020/2021 elaborar un curso de Formación Profesional Continua de Especialización en “Producción de material vivo”. Por un lado, mejora y agrega valor a su producción primaria, y por el otro, abre distintas puertas a apicultores/as que quieran especializarse en alguno de los distintos productos de la colmena y responder a algunas de las demandas locales y regionales de productores/as que adquieren estos bienes y servicios en otras localidades actualmente (paquetes de abejas, pupas de reinas, núcleos, por ejemplo).
La intención en esta temporada, además, es mantener la misma dinámica con los egresados 2019/2020, para que cuenten con la posibilidad de desarrollar pasantías en la Asociación, y las expectativas de lograr una posibilidad concreta de generar la propia fuente laboral.

Editor