EL CERRO QUILQUE LIL Y EL PUEBLO DE ALUMINÉ

 EL CERRO QUILQUE LIL Y EL PUEBLO DE ALUMINÉ

Para poder valorar nuestros lugares naturales, debemos conocer los servicios ecosistémicos: beneficios que la naturaleza nos ofrece para nuestras actividades, nuestro bienestar y nuestra calidad de vida.

Amigos de Quilque Lil

¿Qué servicios ecosistémicos le ofrece el Cerro Quilque Lil al pueblo de Aluminé?

REGULACIÓN DEL CLIMA. La vegetación del Cerro absorbe gases responsables del cambio climático, tales como el dióxido de carbono. Las plantas incorporan estos gases en sus tejidos, disminuyendo el efecto invernadero y mitigando el calentamiento global.

REGULACIÓN DE LA CALIDAD DEL AIRE. La vegetación del Cerro “filtra” las partículas de contaminación que están en la atmósfera, limpiando el aire y reteniendo gases de efecto invernadero, humo y polvo. Muchos de estos contaminantes son perjudiciales para nuestra salud.

RESERVA DE AGUA. El Cerro actúa como una esponja y un depósito de agua que almacena y administra la liberación de este elemento vital. Además, al estar más elevado y ser más frío que el pueblo, retiene por más tiempo el agua que cayó en forma de lluvia o nieve.

REGULACIÓN DE RIESGOS Y FENÓMENOS EXTREMOS. Al almacenar, administrar y liberar de a poco el agua que se recibe de las precipitaciones, el Cerro evita riesgos como los aludes de barro y atenúa los fenómenos extremos como las inundaciones y las sequías.

Muchas ciudades de la Patagonia y del mundo están conociendo y valorando estos servicios ecosistémicos porque han destruido los ecosistemas que los ofrecían, y ahora, al no tenerlos más, padecen conflictos sociales y ambientales que demandan mucho dinero público y privado para resolverlos. En Aluminé tenemos la oportunidad de preservarlos a través de la creación de la Reserva Natural Urbana Quilque Lil. Con ello, podremos cuidar el bienestar y la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras.

Fuente: Amigos de Quilque Lil

Editor